Descubren cuevas gigantes en las profundidades de China

En el año 2013, el fotógrafo Robbie Shone descubre cuevas gigantes en  las entrañas de la tierra con la expedición Hong Meigui en China.

 

La luz brilla en Cloud Ladder Hall.

Suspendida de una cuerda fina una figura enana admira la magnificiencia y la escala monumental de Cloud Ladder Hall. El rayo de luz atraviesa la bruma sin llegar a iluminar nada. Esta sección de la cueva es tan grande que tiene su propio sistema meteorológico.

 

 

Escalando hacia la luz

Escalando una sección vertical de una caverna llamada abismo de Xinu Attic.

 

 

Las puertas de la catedral

La vista de la entrada majestuosa y el paso principal del río en Quankou Dong. Espesas capas de caliza suben hasta el techo de la cueva.

 

 

 

 

Un río subterráneo desbocado

 

La espeleóloga americana, Erin Lynch, lucha para que no le arrastre la corriente de un río subterráneo y que amenaza con llevarle a las profundidades más oscuras de Quankou Dong.

 

 

 

 

 

Los pilares de la tierra

 

 

Enormes estalagmitas junto a una gigantesca rampa que lleva a otro nivel de la cueva de San Wang Dong y que crea una zona de descanso en mitad de una sección llamada Crusty Duvets. El suelo irregular que rodea las tres formaciones es tan delicado como las estalagmitas mismas.

 

 

 

 

Un camino muy húmedo

Las piscinas de agua muy profundas son un gran reto para los exploradores Eryn Lynch y Lars Abromeit, que tratan de no mojarse en las secciones complicadas de Reina del Nilo (Queen of the Nile), en las profundidades de San Wang Dong.

 

 

Rapel entre aguas

La co-fundadora de Hong Megui, Erin Lynch, se prepara para descender en la negrura que se extiende a sus pies. Una cascada ensordecedora cae tras ella, creando corrientes de agua y aire. Esta es la entrada de una sección de la cueva llamada Reina del Nilo (Queen of the Nile).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *