Tarántula gigante tiene de mascota a una rana

Tarántula Gigante tiene de mascota a una rana

Tarántula Gigante tiene de mascota a una rana 

 

Como una enorme tarántula agresiva, venenosa (pero no te preocupes por esta especie, aunque puede comer pájaros, ratones o lagartijas, su veneno no es peligroso para los humanos)Xenesthis immanis no tiene problemas asesinando casi todo lo que desee. Los mamíferos pequeños y peludos no son más que comida rápida, y hasta puede matar y comerse serpientes venenosas simplemente al morder primero. Es prácticamente el último animal que esperarías que tuviera una mascota adorable y leal. Pero Xenesthis immanis se ha hecho amiga de una rana pequeña llamada Chiasmocleis ventrimaculata.

Tarántula Gigante tiene de mascota a una rana
Tarántula Gigante tiene de mascota a una rana

Lo último en realidad es el acuerdo perfecto, para la rana y la araña. Mientras la araña se banquetea una presa, los restos descartados comienzan a apilarse. Esto (junto con los apetitosos huevos de la araña) atrae a las hormigas y otras pestes hambrientas, que el diminuto anfibio se come antes que cualquier daño pueda ser hecho al nido. A cambio, la araña protege y alimenta a la rana. Eso es prácticamente todo. Estas 2 especies radicalmente diferentes han llegado a un entendimiento tácito.

Pone unos 200 huevos al año, de los cuales sobreviven más de la mitad. La Xenesthis immanis puede vivir hasta 14 años, igual que un perro. Y aunque su veneno no mata, es muy agresiva y emite un ruido silbante. Está recubierta de pelos urticantes a modo de defensa. Las tarántulas se abalanzan sobre sus presa, clavándole sus colmillos venenosos y paralizando a su víctima. En algunos lugares del norte de Sudamérica se cazan y se comen, por ejemplo, en el pueblo de los Yanomami.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *