Hamburguesa sin carne

La hamburguesa de U$D 75 millones

¿Alguna vez pensaste comer una perfecta hamburguesa de carne hecha sin carne?

Ese fue el objetivo de Patrick O. Brown, quien se dedicó a la elaboración de esta “carne”, pero no como una alternativa para veganos, sino para carnívoros.

Así que se embarcó en la misión de crear una carne de hamburguesa que tuviera el mismo valor nutricional, sabor y textura… pero sin que en el proceso estuviera involucrado ningún animal.

En 2009, el profesor de bioquímica de Stanford Patrick O. Brown decidió dedicar un período sabático de 18 meses a la eliminación de la producción de carne industrial, que determinó en ese momento ser el mayor problema ambiental del mundo. Reducir el consumo de carne, dijo Brown, liberaría grandes cantidades de tierra y agua, mitigaría enormemente el cambio climático, aliviaría el sufrimiento de miles de millones de animales, eliminaría las montañas de fertilizantes químicos y haría que las personas fueran más sanas. Parecía una obviedad. Pero se encontro con dificultades…

Brown suponía que todo lo que tenía que hacer era un poco de educación y co-organizó una conferencia en 2010 en Washington para crear conciencia. Sin embargo, el taller del Consejo Nacional de Investigación, titulado “El papel de la agricultura animal en un sistema alimentario global sostenible del siglo XXI“, tuvo un impacto mínimo, y poco después decidió que la mejor manera de reducir la producción de carne industrial era ofrecer un producto competitivo en el mercado. dijo. “Es más fácil cambiar el comportamiento de la gente que cambiar sus mentes” y “La gente no tiene que cambiar sus creencias o comprar algo por su filosofía. Nosotros tenemos la misión de hacer una hamburguesa que sea deliciosa y asequible” Para lograrlo fundo una compañía en 2011 denominada Impossible Foods Inc.

La misión de un hombre de hacer la carne obsoleta

“La forma en que estamos produciendo carne ahora es increíblemente destructiva. Nuestra misión es reducir el impacto ambiental del sistema alimentario”.
— Pat Brown, CEO, Impossible Foods

Impossible Foods Inc. es una empresa que desarrolla carne y productos lácteos a base de plantas sin animales. Con sede en Redwood City, California , la compañía pretende dar a la gente el sabor y beneficios nutricionales de la carne sin el impacto ambiental negativo. La compañía investiga los productos animales a nivel molecular, luego selecciona proteínas y nutrientes específicos de las plantas para recrear la experiencia de las carnes y productos lácteos de los animales.

“Nuestra misión no es hacer una hamburguesa decente, es hacer la mejor hamburguesa que el mundo haya visto nunca”

Brown se reunió con tres empresas de capital de riesgo y salió con tres ofertas. Escogió a Khosla Ventures porque sentía que Vinod Khosla mejor entendía la urgencia del problema y porque Khosla estaba de acuerdo en que la compañía nunca podría ser vendida a la industria cárnica, lo que podría haberla hecho desaparecer para cambiar el bolsillo, eliminando la competencia.

De repente, la empresa tenia 75 millones de dólares para el desarrollo de las hamburguesas sin carne. Y eso significaba para Patrick O. Brown que era hora de dejar Stanford. “Nunca imaginé que me gustaría irme”, admitió. “Mi descripción del trabajo era: Siga su curiosidad dondequiera que le conduzca y haga descubrimientos. Yo no estaba buscando un cambio. Pero para hacer este proyecto, tenía que hacerlo. ”

A la fecha un total de U$D 257 millones han recibido Impossible Foods desde su fundación en 2011, provenientes de inversores de la talla de Google Ventures, UBS, Bill Gates y Li Ka-shing, el hombre más rico de Hong Kong, con lo que han estado construyendo una fabrica en Oakland, California, que será capaz de producir hasta 454.000 kilogramos de carne sin carne cada mes.

Lo que han logrado hasta el momento ha sido montar la hamburguesa desde cero con bloques de proteínas y grasa vegetal. El resultado es un producto que tiene el aspecto y se cocina como si fuese carne molida, incluso cuenta con el sangrado característico de la carne.

El ingrediente mágico

sangre vegetal

Descubrieron un ingrediente llamado “hemo“, que es el que le da el color y el sabor a la carne, y además sirve de catalizador para los otros sabores que se liberan cuando la carne se cocina.
“Descubrimos cómo obtener el hemo de las plantas y producirlo utilizando la fermentación. Es un método similar al que se ha usado en la elaboración de la cerveza belga durante casi mil años”, explican.

Debido a que está hecho completamente de plantas, Impossible Foods dice que sus hamburguesas utiliza 95% menos tierra y 74% menos agua, y emite un 87% menos de gases de efecto invernadero que una hamburguesa de vacas.

A nivel nutricional, ofrece más proteína, menos grasas totales y menor contenido calórico que una hamburguesa hecha con carne de tamaño similar. Además no tiene colesterol, contaminantes provenientes de mataderos, antibióticos u hormonas sintéticas.

Hasta ahora, la hamburguesa imposible se ha vendido en solamente ocho restaurantes de lujo, incluyendo el Momofuku Nishi en Nueva York; Jardiniere en San Francisco y Crossroads Kitchen en Los Ángeles. Impossible Foods dijo el miércoles que está agregando tres nuevos restaurantes del Área de la Bahía de San Francisco a su lista: Kronnerburger, Public House y Vina Enoteca. Los precios varían en estos restaurantes de US$12 a US$19 por una hamburguesa con guarnición.

Pero esto es sólo el comienzo para Impossible Foods. Una vez que la empresa tenga su nueva fábrica funcionando a plena capacidad, espera que eventualmente sus hamburguesas imposibles estén disponibles en supermercados y mercados internacionales. Impossible Foods también está desarrollando más carne a base de plantas y productos lácteos, como aves de corral, pescado y carne, dijo Brown.

“No necesitas animales para fabricar una carne deliciosa y sin compromisos”, dijo.

Hoy el negocio de la carne que no es carne parece que está recibiendo el impulso que le faltaba.
En otras palabras, si usted posee acciones en ganado, podría ser un buen momento para vender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *